UTE contra el adelantamiento de las clases en 2022 en CABA: «Es una medida de marketing político»

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) calificó de «marketing político» el anuncio de Horacio Rodríguez Larreta de adelantar el comienzo del ciclo lectivo 2022 en la Ciudad de Buenos Aires. El gremio sostuvo que la medida desconoce que las vacaciones docentes van desde el 1 de enero al 16 de febrero. También señaló que las autoridades hacen campaña “con el slogan Prioridad Educación” cuando su política para los estudiantes es “una cáscara vacía”, ya que «más de 20.000 niñxs continúan sin vacantes en el sistema público, en el marco del presupuesto educativo más bajo de la Ciudad desde el retorno de la democracia».

«Desde la UTE exigimos al Gobierno de la Ciudad que abandone el marketing político, defina el calendario en el marco del Consejo Federal de Educación y siente a los sectores de la comunidad educativa a debatir sobre los verdaderos problemas de la educación de nuestra Ciudad», planteó la organización gremial en un comunicado.

La UTE lo publicó de que la comunidad educativa recibiera la noticia, a través de una conferencia de prensa, de la intención del Gobierno de la Ciudad de adelantar el comienzo del ciclo lectivo 2022.

Según anunció Larreta con la ministra de Educación, Soledad Acuña, el año próximo las clases en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires comenzarán el 21 de febrero, incluirán con jornadas extendidas obligatorias para alumnos de sexto y séptimo grado y clases extras los sábados para recuperar contenidos.

«No vamos a reducir las exigencias ni relajar los aprendizajes para que los chicos pasen de año, vamos a acompañarlos para superar y sobreponernos a los impactos negativos de la pandemia y garantizar que incorporen conocimientos necesarios para pasar de año», dijo el jefe de gobierno porteño en una conferencia de prensa en el Ministerio de Educación porteño, en el Barrio 31.

Tras el anuncio, la UTE denunció que la medida está vinculada a la campaña electoral y «se tomó de espaldas a lxs docentes y a las familias», en desconocimiento de que el calendario escolar «se resuelve en el marco del Consejo Federal de Educación y no lanzando trascendidos en la prensa».

«Asimismo desconoce la reglamentación del artículo 69 del Estatuto del Docente que fija el comienzo de la Licencia Anual Ordinaria (vacaciones) el primer día hábil de enero, lo que significa que la vuelta a las escuelas por parte del personal docente debería ser a partir del 16 de febrero y no el 7».

Por otra parte, UTE señaló que “el comienzo de clases atenta económicamente contra los sectores más postergados que más vienen sufriendo la crisis, ya que la segunda quincena de febrero es el período más económico para planificar vacaciones». 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *